MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales

“Cada vez tenemos más evidencias de la enorme capacidad transformadora de la dimensión simbólica”.

“Cada vez tenemos más evidencias de la enorme capacidad transformadora de la dimensión simbólica”.

24 Marzo , 2017

El sueño de vincular la producción cultural con la economía algún día, comenzó a tomar forma en Chile desde hace algunos años, a través de Corfo, Industrias creativas, Innova y otros programas pilotos. Valparaíso ha sido una locación ideal para este tipo de experimentos, posee un enorme capital humano, principalmente joven, que crea y produce desde la autogestión. De ahí que la quina versión del “Seminario Internacional Economía Creativa & Territorio” reunirá e a varios expertos en esta materia como el economista español Pau Rausell, académico del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Valencia, quien hablará de las experiencias en ciudades y comunidades españolas y la posibilidad de aterrizar los conceptos teóricos en este emergente y a la vez carenciado territorio local.

Rausell posee basta experiencia como académico e investigador. Dirige proyectos de investigación europeos y participa en otros orientados al área Iberoamericana. Es profesor habitual de propuestas de postgrado relacionadas con la Gestión cultural y del Patrimonio en distintas universidades españolas y latinoamericanas, así como requerido para numerosas conferencias y ponencias, como las creadas para el desarrollo de este seminario.

seminario-4

Postulas: ”comprender la Economía de la Cultura como vía para salir de la Crisis”. Valparaíso fue un ejemplo a comienzos de los 70 cuando había otro desarrollo cultural, hubo datos de empleabilidad en cultura.. ¿Cómo se retoma este enfoque hoy?

Pau Rausell: “La idea consiste en otorgar centralidad a la estrategia relacionada con las políticas orientadas a los sectores culturales y creativos. Hasta ahora tenemos la percepción de que las dinámicas de los sectores culturales y creativos solo tienen que ver con aspectos cosméticos y estéticos de la acción pública. El cambio de paradigma significa interiorizar y creerse que estos dos sectores pueden ser una estrategia plausible de desarrollo territorial y aplicar una política pública inteligente y consecuente con esta nueva misión.  Lo que hoy ya sabemos de manera cierta es que la concentración de actividades culturales y creativas en un determinado territorio cambia la lógica y el funcionamiento de sus dinámicas económicas, de una forma más profunda y compleja de lo que habíamos supuesto hasta ahora, debido a que generaliza una propensión a la innovación.”
P.R: “Sabemos también que el “campo cultural” exporta hacia el resto de los campos socioeconómicos un conjunto de valores que implican un replanteamiento ético y que encajan mejor con el concepto de desarrollo sostenible. El activismo cultural, la investigación, la extensión de los usos avanzados de las tecnologías, la innovación social y política y el éxito económico están profundamente entrelazados. Cada vez tenemos más evidencias de la enorme capacidad transformadora de la dimensión simbólica. Naturalmente es necesario que sean los gobiernos regionales y locales los protagonistas de este cambio de enfoque hacia los sectores culturales y creativos, y para que las iniciativas sean exitosas necesitamos desarrollar datos de calidad e investigaciones que posibiliten una aproximación basada en cierta racionalidad instrumental.”

DIA-1-SEMINARIO-29

Cuándo señalas: “Las oportunidades de desarrollo profesional en un contexto inspirador, creativo”. ¿Cómo se logra ver reflejado eso, más allá de las cifras, en un país que recién sale de los bajos índices de desarrollo socio cultural y educativo?

Pau Rausell: “Evidentemente, la materia prima para fundamentar las estrategias de desarrollo basadas en la cultura y la creatividad, es el capital humano. Y por tanto una primera aproximación sería tratar de remover aquellas restricciones que tienen que ver con los límites desde la educación, la capacitación o la formación específica en el ámbito creativo, cultural y artístico. Pero yo no diría que ahora Chile es un país con bajos índices de desarrollo socio cultural y educativo: Podemos ver en las estadísticas oficiales que lso sectores culturales y creativos suponen el 3,1% del totas del número de empresas y el 2,1% de los trabajadores. Son cifras suficientemente robustas para sustentar estrategias basadas en la cultura y la creatividad”.

DIA-1-SEMINARIO-08

También haces mención a “retener los stocks de talento y capital y generando innovación económica, social, cultural, institucional e intelectual y produciendo “vivibilidad”¿Es posible en ciudades deprimidas económicamente como Valparaíso, donde existe una gran fuga de capital humano joven a Santiago y otras ciudades? Cómo se retiene a los miles de estudiantes que luego no se quedan a ejercer?

Pau Rausell: “Bueno creo que no soy capaz de establecer un diagnóstico certero de los flujos de capital humano y creativo. Lo que sí parece cierto de las experiencias de otros espacios urbanos es que la clave para retener talento es la “vivibilidad” de los espacios urbanos. Este concepto hace referencia a la calidad de espacio urbano como espacio de sociabilidad e interacción humano. Las políticas urbanas son en este sentido muy importantes, y también creo (sin mucha información) que la ciudad de Valparaiso, cuenta con algunos recursos bastante valiosos, desde el punto de vista de la construcción de un determinado story telling (arte de contar historias).”

Conectividad, gobernanza,  interacción social, participación…¿De qué manera, finalmente, pueden ser practicables estos conceptos en territorios emergentes y a la vez carenciados como Valparaíso?

Pau Rausell: “Con inteligencia, conocimiento, estando muy atento a cuáles son las experiencias internacionales y teniendo muy claro cuál es la estrategia, estando dispuestos a aceptar procesos de prueba y error”.

Más información del seminario, revísala en la nota publicada.

 

 

Volver

Noticias Relacionadas

Menu INvite